El mundo de Rufus

En uno de mis muchos paseos por el mundo virtual en el que vivimos instalados hoy día me he topado con un personaje que me ha cautivado el corazón.

Billy Browne es un australiano afincado en Melbourne, propietario de un precioso gato llamado Rufus. Un día el minino cayó enfermo y el veterinario le mandó unas gotitas para los oídos que su dueño debía aplicarle todos los días. Aquel tratamiento, necesario para que la enfermedad remitiese, era una tortura para el pobre Rufus, quien acabó cogiéndole manía a su abnegado propietario e incluso se escondía de él cada vez que llegaba a casa.

Así pues, Billy, como muestra de agradecimiento a Rufus por tener que soportar el tratamiento, y a modo de disculpa por el daño que le había podido causar, decidió hacerle un regalo. ¿Y qué les gusta a los mininos? Pues una de sus mayores aficiones es subirse a lo alto de cualquier sitio, entrar y salir por cualquier agujero inverosímil y buscar confort en rincones de lo más variopintos, así que Billy se propuso construirle una torre de cartón en la que pudiera hacer todas esas cosas. Se puso manos a la obra, lo grabó en vídeo y lo colgó en youtube. Y este es el resultado:

El vídeo ha tenido tanto éxito que en poco más de un mes ha recibido más de tres millones de visitas, y Rufus se ha convertido en un personaje tan popular que, incluso, tiene su propia página de Facebook (de acceso público) donde su dueño va colgando nuevas fotos y vídeos de tan adorable mascota.

Yo quiero un Rufus.

Anuncios

3 pensamientos en “El mundo de Rufus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s