Musicoterapia

Musicoterapia“: Dícese del proceso que se vale del uso de la música y sus elementos (sonido, ritmo, melodía y armonía) para generar un efecto curativo, no sólo a nivel físico sino también a nivel mental, de individuos o grupos de individuos, facilitando y promoviendo el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la comunicación y las relaciones entre ellos, con el fin satisfacer sus necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas, desarrollando potenciales y restaurando funciones del individuo de manera que éste pueda lograr una mejor integración intra o interpersonal y consecuentemente una mejor calidad de vida.

En épocas tan oscuras como las que nos está tocando vivir, rodeados de sombras e incertidumbre, con la sensación de que todo puede venirse abajo en cualquier momento, viendo y escuchando cosas que no cabían en nuestra imaginación, cada uno se aferra a lo que puede para mantenerse a flote, remar en la dirección correcta y seguir adelante con la cabeza alta.

Cuando nos quedamos solos con nuestros pensamientos, esos capaces de subirnos a lo más alto o empotrarnos contra el suelo, necesitamos algo con lo que mantener la mente ocupada y el corazón en marcha. Hay tantas posibilidades como personas, pues cada uno recurre a aquello que su interior más anhela y con lo que se siente más reconfortado. En mi caso creo que lo que mejor funciona es la música.

No nací con dotes para el canto. No toco ningún instrumento. Ni siquiera sabría leer una partitura básica. Pero aún así, cuando necesito que ciertas voces se acallen o que otras hablen más alto, lo mejor que puedo hacer es poner un disco, cerrar los ojos y dejarme llevar. Y una de mis mejores terapias es esta.

¿Por qué? No sabría decirlo. Pero, parafraseando a Gandalf en el último trailer de “El Hobbit”: puede que tenga miedo y que me infunda valor.

Anuncios

8 pensamientos en “Musicoterapia

  1. Sabes bien que en la oposición, en su tramo más decisivo, vino a mí en forma de mantra la parte de “Minas Tirith” en la que Gandalf con Pip, montan hacia Gondor en sombragris. Eso seguro que tambien ayudo.

    • En momentos épicos todos necesitamos tirar de épica. Y qué hay más épico que las composiciones de Howard Shore para la trilogía de ESDLA. Esperemos que nos tenga preparados temas tan buenos para El Hobbit. 😉

  2. ¡Hola!

    He estado esperando volver a leerte mucho tiempo, y va y ocurre durante mi “apagón”. Me alegro de tu vuelta, Andrómaca. Y sí, la música nos transporta a lugares mejores. Yo siempre me he puesto música para animarme, para relajarme, para concentrarme, para tener un subidón de adrenalina… sirve para todo.

    El otro día leí una entrevista a un salafista y decía esto: “Ya no escucho música. Antes, cuando lo hacía, sentía que la canción rodaba por mi cabeza y quería canturrearla. Es ‘haram’ (ilícito) y una distracción”. ¿No suena antinatural?

    • ¡Hola! Me alegra “leerte” de nuevo. No te preocupes, tengo activada la opción de moderar los comentarios para evitar el spam pero reviso el correo (casi) todos los días, así que vuestros comentarios aparecen en breve por aquí. ¡Un saludo y vuelve cuando quieras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s